¿Decepcionado con el análisis técnico?

¿Decepcionado con el análisis técnico?

Si alguna vez te has sentido decepcionado con el análisis técnico, tranquilo, a todos nos ha pasado. Cuando empezamos a estudiar el análisis técnico todos empezamos por los patrones clásicos. Ya sabes, hombro-cabeza-hombro, doble suelo, doble techo…

Del mismo modo, nos centramos en aprender los patrones de velas japonesas y el significado de las velas en sí mismas. Todos pasamos por lo mismo.

Los patrones no siempre se cumplen

Se supone que, cuando te encuentras una vela martillo en una tendencia bajista, especialmente si su cierre está por encima de su apertura, esta vela marca el fin de la tendencia y es un momento perfecto para comprar.

Pero no es verdad. Aquí tienes un ejemplo. He tardado segundos en encontrarlo y hay miles y miles:

Compruébalo tú mismo, verás que tardas menos de un minuto en encontrar múltiples ejemplos de patrones que no llevan al resultado esperado en cualquier mercado.

Sí, ya lo sé, no se cumplen siempre. Que no se cumplan siempre no es el problema. Desde luego que no se cumplen siempre, si no todo el mundo sería multimillonario y esto sería una máquina de hacer dinero.

La realidad

No hay ninguna relación de causa-efecto entre la presencia de un patrón y la evolución posterior del precio.

Esa es la realidad: En muchos cursos te dicen que sí las hay.

Y no es porque el mercado sea un entorno de probabilidades (que lo es) y que en cualquier momento puede pasar cualquier cosa. No es (solo) por eso:

Si yo cojo un patrón cualquiera, programo un buscador de ese patrón, lo pongo a funcionar en muchos miles de gráficos, y finalmente verifico si la evolución del precio corresponde con la esperada, imagino que obtendré una tasa de acierto de aproximadamente el 50%.

Esto es así porque el precio traza infinidad de dibujos jugando al despiste en su ir y venir.

El precio es suficientemente errático como para que no haya por dónde cogerlo. Salvo que uno se pare a entender qué es lo que está haciendo.

En cambio, si yo cojo un patrón (cojamos por ejemplo un doble suelo) y lo pongo en un contexto en el que tenga sentido (pongamos simplemente, bajo soporte relevante y en una tendencia alcista), entonces sí es esperable ¡con una alta probabilidad! que el precio se desarrolle según lo previsto:

La solución al problema

Una vez que te lo explican se te acaban los problemas: Los patrones, cogidos por sí solos, no significan nada.

Por ejemplo, cuando el precio gira, a veces gira haciendo un doble suelo. Es decir, el doble techo es un patrón de giro típico del precio. Pero no todos los doble suelo que encuentres serán giros del precio. Muchas veces serán ruido normal en el avance del precio. Por eso, tratar de cazar giros buscando un doble techo es inútil.

BUSCA CONTEXTOS QUE TE FAVOREZCAN, NO PATRONES. Y lo más importante, cuanto más tiempo tengan las velas que analizas, más probabilidades tienes de cumplir tus expectativas. No es lo mismo operar con velas de 1 hora, que con velas semanales.

Si tienes alguna pregunta, la responderé encantado en los comentarios 🙂

Comentarios (2)

  • Juanan_gokuh Reply

    Desde luego eres el único q explicas como nadie los problemas de tradear y las desventajas, hay muchos q te dicen q con solo un indicador les vale

    02-04-2021 at 09:11
    • yerzur Reply

      Muchas gracias Juanan, son muchos años de experiencia y muchas cagadas jajaja, al final acabas aprendiendo 😛

      05-04-2021 at 17:31

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *